Revisando la ortografía

Afirmaba en Zacatecas el Nobel (1982) Gabo (Gabriel García Márquez) en el primer Congreso Internacional de la Lengua Española, en el discurso (Botella al mar para el Dios de las palabras, se titulaba) de inauguración: Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revólver con revolver. ¿Y qué de nuestra be de burro ynuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?
Sabía el escritor que sus palabras iban a suscitar polémica y, de hecho, la crearon. 
Pero, mientras tanto, como las Reales Academias de las Lenguas, española y americanas, siguen prescribiendo y normativizando sobre aspectos ortográficos, dejemos que conitnúe la botella a la deriva y apuntalemos nuestra escritura con una esmerada caligrafía y ortografía. Para esta labor, ya que algunos alumnos-as de bachillerato me lo habéis solitado, os dejo unos enlaces a páginas de ortografía interactiva:
  
¡Ah! Se me olvidaba: ¿sabéis cómo realmente se aprende ortografía? Sin duda, leyendo mucho.

Comentarios

  1. Curro ¿Cómo se registra para enviarte las calificaciones?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario