Por fin, ¡un nuevo diseño para el blog!


Ya era hora de llevar a cabo un restiling del blog. La verdad, llevaba pensándolo ya hace bastante tiempo, pero no encontraba el momento de ponerme en faena, pues el proceso, aunque de principio parece sencillo, requiere unos días de trabajo, pues se hace necesario customizar la plantilla. De hecho, he partido de las últimas actualizaciones que ofrece blogger en este sentido: una
serie de plantillas cien por cien responsive, y, de entre ellas, una vez cacharreado con varias, he elegido, por su diseño minimalista, la plantilla "soho".
A partir de aquí viene la odisea: recuperar algunos widgets de la plantilla anterior fabricados a mano y que deseaba mantener (la marquesina que imita el río heraclitiano bajo los ojos del puente); adaptar otros nuevos al contenido del blog; cambiar los tipos de letra, tamaños de fuente, imagen central (he seleccionado y adaptado una fotografía de Puente Ajuda, haciendo alusión a mi centro de trabajo); etc. 
En definitiva, espero que os guste más este diseño, por lo menos, la letra negra sobre fondo blanco le aporta mayor claridad y no cansa tanto la vista... De cualquier forma, se admiten opiniones...

Comentarios